El origen del sabor de Asana está en los Alpes austriacos. Nuestras vacas de la raza alpina viven en plena naturaleza, disfrutando del aire puro, alimentándose de pastos y agua cristalina, a orillas del lago Gmunden en la espectacular región de Salzkammergut. Un ecosistema que cuatro de los fans de nuestros productos ecológicos tuvieron la oportunidad de conocer en septiembre del año pasado.

Fue nuestra primera gran celebración de La Vida Bio, con una iniciativa que lanzamos en julio a través de Instagram para sortear un viaje a Austria, el origen del sabor Asana, para una persona y tres amigos suyos. Más de 1.500 seguidores de Asana en Instagram participaron. Y la afortunada fue Tamara Pérez Varga, que se llevó a otros tres amigos al origen del sabor Asana.

Un viaje de ensueño al origen

Los cuatro viajeros partieron el 14 de septiembre desde Barajas, rumbo a Múnich para pasar un fin de semana de ensueño en uno de los destinos más soñados para los amantes de la naturaleza, en las estribaciones norte de los Alpes.

Un viaje que incluyó los cuatro vuelos de ida y vuelta y el alojamiento durante un fin de semana en un hotel BIO de cuatro estrellas en Salzburgo. Además, el plan de nuestros invitados incluía comidas y el alquiler de una furgoneta para recorrer la zona norte de los Alpes. Un todo incluido sin más límite que el tiempo.

Visita guiada por la cuna de Mozart

A su llegada al hotel desde Múnich, a nuestros invitados les esperaba un guía turístico que ejerció de anfitrión por la bella Salzburgo, una de las ciudades más bonitas de Europa y cuna de Mozart. La jornada de bienvenida concluyó en uno de los restaurantes más emblemáticos de Salzburgo, el Imlauer Skybar, situado en la azotea del hotel Imlaer, con espectaculares vistas sobre la ciudad.

Una experiencia única para nuestros invitados antes de retirarse a descansar en Hotel Villa Auersperg. Se trata de un establecimiento de cuatro estrellas situado en pleno centro de la ciudad, pero con un recoleto jardín en el que relajarse.

El alojamiento está gestionado por la tercera generación de una familia, ofrece clases diarias de yoga y tiene su propio spa. El Auersperg cuenta además con certificación BIO, de la que hace gala en un espectacular desayuno elaborado con productos eco de proximidad, y está ubicado a escasos 50 kilómetros de Salzkammergut.

Esta espectacular región conocida por sus formidables lagos, paisajes de bosques húmedos y casas de cuento, es un paraíso. Especialmente, para los amantes de los deportes náuticos y la bicicleta en verano, y de los aficionados al esquí en invierno. Es en esta región donde se encuentra el lago Gmunden, la zona en la que pastan las vacas que producen la leche ecológica de los Alpes Asana.

Navegación por el lago en un entorno idílico

En el corazón de la región de Salzkammergut está Hallstatt, siguiente escala de nuestro cuarteto viajero. Un pueblo de cuento de hadas, situado a las orillas del lago al que se asoman legendarias casas con balcones de madera, adornados con flores en verano. Una localidad de más de 3.000 años de antigüedad enmarcada como en una ilustración idílica por las montañas del macizo de Dachstein. Navegamos por el lago, asistiendo al espectáculo que la naturaleza ofrece en el extremo Norte de los Alpes.

Un paisaje espectacular en el viaje al origen Asana

Pero si Hallstatt es un monumento natural, el camino de escasos 72 kilómetros que separa esta población de Salzburgo no lo es menos. A mitad de trayecto se encuentra, por ejemplo, St. Wolfgang. Es otro pueblo encantador al pie del lago del que además parte un tren cremallera hasta el monte Schafberg que ofrece unas vistas espectaculares de los paisajes alpinos.

Otra de las visitas obligadas en el viaje a Hallstatt es Bad Ischl, una de las villas termales más importantes y lujosas de Europa y antigua ciudad imperial de veraneo. Fue de hecho el destino habitual del emperador Francisco José y donde conoció y se comprometió con Elizabeth de Baviera (Sissi). Ahí es nada.

Brunch ecológico

Desde allí desviamos del camino a nuestros invitados rumbo Norte para visitar una de las ganaderías con certificación ecológica que producen la leche ecológica con y sin lactosa Asana. Se trata de una de las explotaciones de la familia Baier, un lugar en el que su lema habla por sí solo: Fiesta en la granja.

Los Baier no sólo crían vacas sino otro tipo de ganado y aves, además de cultivar frutas y hortalizas. Sus granjas son complejos de ocio a orillas de lago para disfrutar del entorno natural y la vida rural. En una de ellas nuestros cuatro viajeros disfrutaron de un brunch a base de productos ecológicos, obtenidos en la propia granja. ¡Un placer para los sentidos en el viaje al origen!

Estamos convencidos de que nuestros invitados pasaron un gran fin de semana, pero para nosotros también ha sido una formidable experiencia. Una inmejorable oportunidad para dar a conocer por qué los Alpes austríacos son el Origen del Sabor Asana, un hábitat de ensueño, lleno de pureza que se traslada a toda nuestra gama de productos. ¿Los has probado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *