La contaminación auditiva es parte de nuestro día a día. Vivimos rodeados de ruido y de un exceso de estímulos sensoriales que, en ocasiones, provocan situaciones estresantes que “contaminan” nuestro cuerpo y nuestra mente. Dentro de esta vorágine, a veces es difícil darse de cuenta de cuánto necesitamos unos minutos de silencio y desconexión que nos ayuden a contrarrestar los efectos del ruido excesivo tanto a nivel físico como mental.

Beneficios del silencio para la mente

Numerosos estudios científicos han probado que el silencio es necesario para el correcto funcionamiento de nuestra mente a distintos niveles:

  • Reduce el estrés. Un grupo de investigadores descubrió que durante la escucha de diferentes tipos de música, pausas de dos minutos entre pista y pista producían unos niveles de relajación muy superiores a los que se conseguían con la música sonando. Esto se debe a que cuando estamos en silencio la zona de la amígdala cerebral deja de enviar estímulos para que se segregue cortisol en el organismo, una sustancia que eleva los niveles de estrés y nos mantiene en alerta constante.
  • Incrementa la creatividad. Una vez que tu mente está en calma y libre de un exceso de información innecesaria tu creatividad despega. ¿Por qué sucede esto? A través de lo que los neurólogos conocen como cognición autogenerada: la mente está más despejada y es capaz de concentrarse para permitir que se active tu zona cerebral de la creatividad.
  • Potencia el funcionamiento cognitivo. Según diversos estudios como este, el ruido puede perjudicar nuestra memoria a largo plazo, así como la adquisición y desarrollo de capacidades lingüísticas y de lectura. Pero tiene solución: cuando estamos en silencio recuperamos el funcionamiento cognitivo óptimo.

Beneficios del silencio para tu cuerpo

Según un estudio elaborado por un grupo de científicos alemanes, reservar unos minutos cada día para estar en silencio hará que se produzca una gran regeneración celular en el organismo. Hacer una pausa de 10 minutos y estar en silencio cada tres horas consigue:

  • Bajar tus pulsaciones. El silencio reduce los niveles de cortisol y de adrenalina en la sangre, haciendo que baje el ritmo cardíaco.
  • Restablecer tu presión sanguínea. Unos minutos de silencio ayudan a estabilizar la tensión arterial. 
  • Regenerar las células del cerebro. La creación de nuevas neuronas ocurre especialmente en el hipocampo, una importante área del cerebro implicada en la memoria, las emociones y el aprendizaje. 

Trucos para desconectar

Disfrutar de todos lo beneficios del silencio para tu salud es fácil. Solo necesitas reservar 10 minutos al día para recuperar la paz interior y gestionar mejor las tensiones del día a día. Apaga la música, el televisor y cualquier otro elemento de distracción, aíslate de todo y desconecta. ¿A qué esperas para empezar a comprobar por ti misma sus beneficios? 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *